Consejos prácticos sobre accidentes

Consejos generales:

  • Los accidentes de circulación, lamentablemente, ocurren y no siempre dependen de nuestra precaución a la hora de conducir.
  • El manido respeto a las normas de circulación es el primer paso para evitar accidentes. Nuestros peritos realizan periódicamente muchos informes de reconstrucción que demuestran que la desidia acaba teniendo consecuencias graves.
  • Revise su vehículo regularmente para asegurarse de que se encuentra en perfecto estado para circular (niveles de los líquidos, desgaste de neumáticos. Lleve su vehículo al taller si detecta alguna incidencia.
  • Esté atento a la circulación, evite las distracciones y sea consciente de su responsabilidad.
  • El exceso de confianza, especialmente en vías secundarias, es una de las principales causas de accidente.
  • Un coche potente o un gran vehículo no evitan los desastres. Hemos evaluado muchas situaciones donde el conductor de una gran camión ha fallecido.
  • En el ámbito laboral también son frecuentes los accidentes. Como empresario implíquese activamente en establecer las medidas de seguridad oportunas para sus empleados. Por ejemplo, revise que los planes de seguridad sean correctos, aunque estén realizados por un servicio de prevención de riesgos ajeno. Como trabajador, respete la normativa interna en cuestiones de operativa. Si una máquina debe desactivarse antes de manipularla, hágalo aunque tenga que rearmarla y pierda tiempo. Es preferible eso a perder una mano, como hemos visto en peritajes realizados.

Consejos específicos:

  • Pese a lo complejo de las circunstancias, si ha sufrido un accidente intente mantener la máxima calma posible. Este es, sin duda, el consejo más difícil de seguir.
  • Avise en primer lugar a los servicios de emergencia y, posteriormente, a la policía.
  • No retire o manipule a los heridos salvo que, por las circunstancias del accidente, sus vidas corran peligro inminente. Si no es médico o tiene conocimientos específicos, debe considerar que, aunque su voluntad sea la mejor, puede provocar lesiones mayores o incluso la muerte. No traslade personalmente a los heridos graves salvo que sea inevitable.
  • No aparte los vehículos salvo que sea estrictamente necesario. Aun así, antes de modificar sus posiciones, realice fotografías de todos los elementos implicados, incluidas las personas que puedan encontrase en la calzada.
  • Aunque la policía se encargará de realizar el atestado y tomar fotografías, le aconsejamos que las realice usted también. En caso de que sea necesaria una reconstrucción posterior, es importante contar con un amplio reportaje gráfico de todos los detalles. Incluya fotografías del estado de todos los vehículos. La deformación de los vehículos puede ayudar a los peritos a calcular factores como la velocidad.
  • Aunque existan testigos, la percepción de situaciones traumáticas como un accidente es muy subjetiva y poco fiable. Los datos objetivos como la distancia la que quedan dos vehículos en un choque frontal es un dato indiscutible y muy valioso en una investigación posterior.
  • Escriba y conserve la descripción del accidente que recuerda, con el máximo nivel de detalle posible, para que los peritos puedan contar con toda la información. Por ejemplo, en un atropello de dos peatones que fallecieron fue determinante para exculpara al conductor la presencia de una contenedor de basura invadiendo al vía que tapaba a los peatones. El conductor acudió al día siguiente al lugar del accidente para fotografiarlo. El ayuntamiento retiró el contenedor una semana después. Sin sus fotografías no hubiera sido posible acreditar su existencia.
  Directorio de Peritos Judiciales   Directorio de empresas   Logo del Catálogo de empresas y soluciones de ciberseguridad